Egresado de la Facultad de Derecho fue distinguido por su ejemplo a la “dedicación, perseverancia y constancia”

20 de octubre de 2017, 19:46.

Egresado de la Facultad de Derecho fue distinguido por su ejemplo a la dedicación, perseverancia y constancia

Ampliar imagen


En la XXVII Colación de Grado, Segundo Correas fue galardonado con el “Premio Facultad de Derecho - Medalla de Oro”, por haber finalizado sus estudios en un plazo inferior a cinco años. Un hecho inédito para la institución y que, una vez más, hace historia en la Universidad, ya que el joven abogado es bisnieto de Edmundo Correas, miembro fundador y primer rector de la UNCuyo.

El martes 17 de octubre, la Facultad de Derecho celebró la XXVII Colación de Grado / Promoción 2016 - 2017 de 134 egresados, cita que tuvo lugar en el Cine-Teatro Plaza de Godoy Cruz. En el acto académico, la institución galardonó a Segundo Alejo Correas con el “Premio Facultad de Derecho - Medalla de Oro”, por haber finalizado sus estudios en un plazo inferior a cinco años; un ejemplo a la “dedicación, perseverancia y constancia”. Es así que, tal mención hace honores a su bisabuelo Edmundo Correas, un distinguido abogado, docente, escritor y político reconocido a nivel mundial; además de ser miembro fundador y primer rector de la Universidad Nacional de Cuyo.

El joven de 23 años, ingresó a la Facultad de Derecho el 1 de abril de 2012 y egresó el 15 de marzo de 2017, completando sus estudios con un promedio de 8,70. Desempeño que le valió el orgullo de portar los atributos de primer escolta de la Bandera Nacional, de los cuales hizo entrega en el acto de colación. Ante destacado mérito, la Secretaría Académica y el Consejo Directivo de la Facultad Derecho resolvieron otorgar por primera vez, en la historia de la UNCuyo, la  mención honorífica “Medalla de Oro” a un alumno.

La distinción fue vivida por el reciente egresado como un reconocimiento a sus años de estudio, una vida universitaria que él mismo resume a través de la “constancia, dedicación y perseverancia, por sobre la capacidad intelectual”, acompañada del tiempo y de un gran empeño. “Jamás busqué un premio, ni terminar a tiempo. Simplemente me propuse cumplir con mis objetivos y mis metas desde el momento en que decidí estudiar la carrera de Derecho. Orgulloso de recibirme y feliz por que haya sido pronto”, dijo Segundo con la sencillez que lo caracteriza.

En tanto su padre, Jorge Correas, contó que su hijo “es una persona humilde y constante con sus convicciones”, más allá de las menciones que pueda recibir y el trasfondo anecdótico del premio que recibió. “El jamás lo hizo para obtener una distinción. ¿Cómo padre que te puedo decir? Así como lo vez, con traje y tan bien arreglado, es el hombre más criollo que conozco, cuida a sus animales y doma caballos. ¡Ha cruzado la Cordillera de Los Andes a caballo y tiene proyectado un viaje hacia el Sur en cabalgata!”, agregó con ojos llenos de regocijo.

“Dedicación, perseverancia y constancia, por sobre la capacidad intelectual”

En su discurso, el joven abogado, también estudiante de la Tecnicatura en  Producción Agropecuaria y amante de la vida de campo, agradeció a las autoridades, compañeros egresados, personal docente y no docente por sus felicitaciones y el aporte fundamental en su paso por la Universidad. En particular, elogió a sus padres que, con cariño y paciencia, le inculcaron el valor del esfuerzo, la importancia de jamás renunciar a sus sueños y  la enseñanza de saber adaptarse para afrontar las adversidades con las que la vida nos sorprende. Asimismo lo hizo con sus cuatro hermanos, por ser un sostén y grandes amigos en su camino.

Luego, rememoró la experiencia de su bisabuelo, Edmundo Correas, quien mencionó una frase que ha sido y es para él un pilar en su carrera: “el carácter trasciende a la inteligencia”. Palabras que, para el primer rector de la UNCuyo,  señalan que “la capacidad intelectual no es esencial al momento de superar metas, por el contrario, es la importancias de los valores de la dedicación, la perseverancia y de la constancia de aquellos que forjan un camino seguro y honesto hacia el cumplimiento de sus objetivos”.

Por su parte, hizo hincapié en que fue la incidencia del carácter y la fuerte convicción de querer ser un egresado de una de las universidades más prestigiosas del país lo que le permitió superar aquellos dilemas a los que se afrontan la mayoría de los estudiantes. Vicisitudes que muchas veces opacan las motivaciones en la continuidad de la carrera y hacen replantear un cambio.

Para cerrar, mostró un genuino sentido de pertenencia a la UNCUYO, por su finalidad de elevar el nivel ético de la sociedad, desarrollar y difundir la cultural en todas sus formas, y generar “un verdadero derecho real de oportunidades”. Subrayando que el carácter se conquista con trabajo y que, sin dudar, a todos los que hacen su paso por está Casa de Estudios los une algo en común, aquello que él llama “orgullo institucional”;  por pertenecer a la excelencia, la equidad y el fortalecimiento de los valores del carácter.

Las palabras de Segundo fueron vividas con mucha emoción por los presentes, quienes brindaron un acalorado e incansable aplauso al flamante abogado.

Algunas frases de Segundo Correas:

“Dedicación, perseverancia y constancia, por sobre la capacidad intelectual”

“Es un reconocimiento a mis años de estudio, nunca fue mi objetivo principal recibir un premio”

“El carácter siempre va a ser más trascendente que la inteligencia,  fijando el carácter a los valores de la dedicación, la perseverancia y la constancia sobre la capacidad intelectual”

“La importancia de jamás renunciar a mis sueños”

“Nos une el orgullo institucional”

“Un verdadero derecho real de oportunidades”

Por NATALIA BURGOS - CICUNC